miércoles, 8 de agosto de 2012

TU FORMA DE SER



                Foto: Txema Ruiz



Tu forma de ser,

casi adolescente,

me traslada

a mi juventud

imprecisa y olvidada

que tal vez nunca fue

más allá de una utopía

inexistente.


Me pones delante

del espejo de mi vida

casi agotada,

tan inútil y vacía

que ya empiezan

a sonar las campanas

del destino por otro

fatalmente decidido 

¿Por qué apareces tú                                                                       

en este instante preciso?

Cuando ya nada te puedo dar,

porque mi carne ya no es carne

y mi sangre ya no es sangre.


                                                                                                                                              
                                                       




16 comentarios:

  1. Un poema muy bello, me gusta mucho.
    Bicos

    ResponderEliminar
  2. Siempre, cuando creemos que ya no podemos, aparece con fuerza lo que nos obliga a seguir.
    Me gusta.

    ResponderEliminar
  3. Te iba a decir lo mismo que mariajesus. Seguir, sí
    porque la vida se renueva y nos la renuevan.

    Contenta de leerte de nuevo con este bello poema.

    ResponderEliminar
  4. ¡Ay!
    ¡Qué de sentidos tienen tus palabras!
    Significados, también.

    El que más me ha gustado hasta ahora de los que has escrito.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Gracias María Jesús. Pero las fuerzas son limitadas y, sobre todo, el ánimo escaso.

    saludos

    Isabel, te digo lo mismo. A veces, en un repaso apresurado, llegas a conclusiones casi definitivas.

    saludos

    ResponderEliminar
  6. Coincido con María. Es el poema que más me ha gustado... por ahora.

    Aunque lamento notarle o sentirle tan "mayor". Sepa Vd., mi buen caballero, que nunca se sabe. Y la carne y la sangre están hechas de lo que el alma dispone.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ay... muy sentido tu poema, peor siempre puede darse algo, siempre y cuando alquien o algo aparece, lo hace en el momento justo, para que aprendamos algo.

    Un abrazo, Txema, que gusto verte por aquí de nuevo

    ResponderEliminar
  8. Txema, cuánto me alegra volver a leerte, hacía tiempo que no escribías, y me he pasado alguna vez por tu blog porque echaba de menos tus letras.

    Has escrito un poema muy sentido y nostálgico, todos podemos dar algo en cada etapa de la vida, todos estamos llenos de sentimientos, y eso es lo que más cuenta en la vida, el interior de las personas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. María mis palabras son el reflejo de un estado de ánimo. Me alegro de que te haya gustado el poema, pero no sé si es el mejor, quizá por ser el último te parazca así.

    besos

    ResponderEliminar
  10. Freia, me siente tan mayor porque lo soy. Ya sabe, porque se lo he contado en persona, que lo soy tanto que ya no cuantan conmigo ni para trabajar.

    Y le digo lo mismo que otras comentaristas, creo que por ser el más reciente, le parece el mejor pero, relea, y es posible que cambie de opinión

    besos

    ResponderEliminar
  11. Myr a veces aparece alguien, es cierto, pero en ocasiones ya es tarde o a destiempo. Incluso puede ser una cuestión de ánimo.

    Muchos besos Myriam

    ResponderEliminar
  12. María, me alegra tu alegría. es verdad que he estado algún tiempo sin aparecer. Ya sabes que son malos tiempos para la lírica.

    besos y gracias por tu interés

    ResponderEliminar