domingo, 11 de septiembre de 2011

LA SOLEDAD

                                          Foto. txema

                                                             Tu soledad y la mía




                                                             son como esa barca,
    
                                                             amarrada a un destino


                                                            que jamás avanza.


                                                            Tu soledad y la mía


                                                            esperan en la proa


                                                            sin otro horizonte


                                                            que su libertad.


                                                            Tu soledad y la mía


                                                            Buscan un timonel


                                                           para alcanzar juntos


                                                           el ancho mar
                                                          
                                                           de la eternidad.


                                                           Tu soledad y la mía


                                                           nacieron el mismo día


                                                           y son la misma soledad.


                                         

11 comentarios:

  1. Sí, es posible que todos padezcamos esa misma soledad que tú hoy nos has contando con tanto sentimiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Y, sin embargo, otro poeta dijo "de mis soledades vengo , a mis soledades voy"

    ResponderEliminar
  3. Mercedes creo que la soledad cuando es deseada puede ser buena compañer. Pero a veces estás rodeado de personas y estás absolutamente solo.

    María Jesús ese poeta iba y venía. Lo malo es
    cuando las soledades son sin retorno.

    saludos

    ResponderEliminar
  4. Me gusta cómo escribes rimando.
    La soledad, a veces es deseada y se degusta incluso en compañía.

    Un beso y que sigas pasando buenas "jolideis"

    ResponderEliminar
  5. Mi admirada Gracia Montes sería la artista idónea para acompañar con su espléndida voz estas líneas que me han parecido hermosísimas.

    ¡Salud y enhorabuena por la composición!

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, pero me parece que es mucha Gracia Montes para tan poco mérito.

    saludos

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Certero. Intenso... con permiso, lo aderezo con un poco de música.
    http://superehore.blogspot.com/2010/09/soledad.html

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. La soledad deseada, es la que te envuelve en la paz y en la meditación, en cambio, la soledad enemiga, es la que aplasta y destruye.

    Bonita soledad, la que nos versas, amigo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Sergia y María, en su momento contesté a vuestros mensajes pero, por alguna razón técnica, no ha aparecido la respuesta.

    Os agradezo que paseís por aquí.

    Saludos

    ResponderEliminar