domingo, 11 de diciembre de 2011

TAN DISTINTA



video

Eres tan distinta



que temo ofenderte

con mi amor irracional

y a veces tan humano.

Eres tan distinta

como un secreto tesoro

en el cielo inalcanzable.

Eres tan distinta

que apenas te conozco

y ya mi vida robas.

Eres tan distinta

como la noche lo es del día

y así alumbras mi vida.

Eres tan distinta

Que puedes ser

paz absoluta o mar bravía

Eres tan distinta

que al pensar en tu vida

Justifico yo la mía.

19 comentarios:

  1. Una buena combinación, Luz Casal cantando "Piensa en mi" y esos versos que también suenan.
    Bicos

    ResponderEliminar
  2. Los seres humanos somos grandes cuando llegamos a representar eso para alguien. Ella justifica tu vida, os engrandecéis ambos al complementaros.

    ResponderEliminar
  3. Qué sería de nosotros si fuéramos todos iguales.

    ResponderEliminar
  4. Yo no he podido ver el vídeo, pero sí leer lo que has escrito.
    Muy distinta, muy distinta... ¿tanto?

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Dilaida, Luz Casa es una de as cantantes que más me agrada y en esta canción lo borda. Me alegro de que te gusten los versos.

    Bicos

    Ramón, justifica mi vida, ya lo creo. Y me parece que eso es bueno.

    Una abraçada

    Pedro, ser iguales no sería ciertamente nada idóneo. Y menos en las cuestiones de los amoríos.

    saludos

    María he cambiado el vídeo. espero que lo puedas escuchar, aunque la canción es muy conocida. Y, sí, es absolutamente distinta.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues yo lamento echar un jarro de agua fría a tu hermoso texto y lamento también ser tan descreída. Todos son distintos... hasta que despertamos de ese estado de enajenación mental transitorio que es el enamoramiento y podemos ver al amado tal y como es: normalito y corriente, incluso tirando a vulgar en algunas ocasiones. Pero es solo mi pequeña opinión. Disfruta tú mientras puedas.

    Un abrazo bien grande.

    ResponderEliminar
  7. Jajaja. La verdad es que es una visión muy pesimista. Casi podría ser mía.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Y cada uno en esa diferencia, encuentra, o al menos así lo cree, el amor.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Carmen estoy de acuerdo contigo y mientras lo crees, vives.

    besos

    ResponderEliminar
  10. Por suerte, porque así se complementan.... ¿sino?

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Pues me parece una buena fórmula para complementarse.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Ay, Txema, qué bonito, y cómo me gusta leerte así, que ella es la mitad de tu cielo, y eso es hermoso, muy hermoso. Vívelo a tope, con los cinco sentidos.
    El amor, como dice Freia, será un estado de enajenación transitoria, pero qué locura más apetecible. ¡Y nos hace sentir tan vivos!
    Y el "Piensa en mí" que siempre me eriza...
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Isabel, me das ánimos, me produce alegría que lo me escribes y, sobre todo, me entiendes. Ojala esa enajenación no fuera transitoria sino eterna.

    Besos y muchis

    ResponderEliminar
  14. No tiene porqué ser transitoria. Basta con empeñarse en que nos dure el misterio, el respeto y la curiosidad por el otro, con despertarse cada día con la nueva de amar y ser amados, el mayor regalo de la vida.
    Seguro que lo consigues; Txema. Tu corazón así lo desea y los deseos del corazón son muy fuertes como para no cumplirse.
    Y sí, te comprendo, lo mismo que un ciego entiende a otro ciego. O dicho de otro modo: porque también estoy enamorada (lo mío viene ya de largo y espero que perdure).

    ResponderEliminar
  15. Ya, Isabel, si yo también estoy de acuerdo con vosotros. ¡Ay, si durara! El problema es que el día en que el príncipe se convierte en rana el dolor te sacude de arriba abajo. Y entonces se acabó el misterio y la curiosidad y, sobre todo, se acabó el respeto que creías que inspirabas y merecías. Y con ese lastre, levantarse cada día y saltar de la cama resulta difícil, muy difícil. Y no me vale eso de que merece la pena haberlo vivido después de todo. Para nada.
    Solo espero que vuestros príncipes y princesas sigan siéndolo siempre. Pero estad alertas, hay mucho tramposo por ahí suelto. Y el precio a pagar es alto.
    Jajaja, ¿Se nota

    ResponderEliminar
  16. ...¿Se nota que yo no estoy en el mismo estadio que vosotros?

    Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  17. Vengo a agradecerte tus deseos en casa y a dejarte los mios aquí, en la tuya. Y sí, que sea más sosegado, o que nosotros seamos capaces de maniobrar en la tormenta y llevar la nave a buen puerto.

    ResponderEliminar
  18. Pero Freia, qué te pasa? Estás de un pesimista subido. ¿Cómo que no ha merecido la pena vivirlo? Si no fuera por el recuerdo de esas horas magníficas me habría ido de este mundo hace tiempo.

    Y si no fuera porque, en el fondo, creo que es posible que esa situación se prolongo todo el tiempo ahora estaría encerrado en una cueva de ermitaño. Otra cosa es que sea fácil. No, no lo es en absoluto pero sólo depende de nostros que sea así.

    Besos

    Myr, a veces las tormentas logran que no lleguemos a buen puerto. Aunque siempre cabe la posibilidad de cambiar de rumbo.

    Te reitero mis mejores deseos

    ResponderEliminar
  19. Isabel, estoy de acuerdo contigo. No puede ser de otra forma. Pero, ¿serémos una excepción?

    Por otro lado, me conformo con vivir en la utopía, en la posibilidad.

    Besos.

    ResponderEliminar