martes, 4 de octubre de 2011

EL NOMBRE OCULTO

Hace algún tiempo,


cuando la tierra


Era solo una,


con la mar,


Y el silencio y las tinieblas


reinaban absolutas,



nació una estrella.


Y entonces,


fue el azul,

y fue el agua

y fue el fuego


y fue el aire y fue la vida,

y fue la luz y fue el amor.



Y esa estrella tiene

nombre de mujer,



Tu nombre, que conozco


pero no pronuncio,


y quiero oculto,

como un tesoro.





21 comentarios:

  1. Jajajaja. Discreción.

    Saludos. Me alegro de verte por aquí de nuevo

    ResponderEliminar
  2. Hummm, creo que ahí hay tomate ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja. Una ensalada, María, una ensalada.

    besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué luminosa debe ser esa estrella! te tiene deslumbrado, me alegro mucho.
    Bicos

    ResponderEliminar
  5. Dilaida, es luminosa, mucho.

    Besos y te digo lo mismo que a María Jesús, celebro verte de nuevo por esta casa.

    ResponderEliminar
  6. Muy bello poema a una persona amada. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Aro, el amor es una buena fuente de inspiración.

    saludos

    ResponderEliminar
  8. Cómo me gusta sentirte enamorado, querido Txema. Tus versos se llenan de luminosidad y no pueden ocultar la sonrisa.
    Que dure mucho, amigo.

    ResponderEliminar
  9. Qué más da el nombre, lo importante es la luz de esa estrella.
    Hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo creo que una de las cosas que más me gusta del "apartado poético" de esta bitácora es justamente el secreto tan bien guardado de ese nombre. Le da un sentido muy bello a los poemas desgranados desde hace ya tiempo y que, además, van haciéndose cada vez más desnudos y más hermosos.

    No lo diga Vd. nunca, mi buen caballero. Perdería la magia y el misterio.

    Un abrazo desde la sal y el viento del cabo de Gata

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Pues tenga usted la seguridad de que jamás será pronunciado. No tendría el más mínimo sentido.

    disfrute del cabo.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Mercedes, exacto, el nombre no es importante. Lo trascendente es lo que significa. Lo has entendido perfectamente.

    besos

    ResponderEliminar
  14. Hay nombres de mujer que siempre se guardan en lo más profundo del corazón...
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Antonio me alegro de verte por aquí. Rs verdad lo que dices y, a medida que pasan los años, creo que se aprecia mucho más ese valor.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  16. algunos nombres solo pueden pronunciarse en soledad

    ResponderEliminar
  17. Exacto, Pedro, exacto. Y aún así con recato.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Txema, llevo no sé cuántos días para decirte lo maravillosa que es esa poesía, sobre todo esos cuatro últimos versos que parecen de un poema de Salinas. Es preciosa.

    ResponderEliminar
  19. Gracias Nati, pero creo que exageras bastante.

    Besos amiga querida

    ResponderEliminar